Thursday, September 3, 2009

Los estadounidenses con familiares en Cuba podrán viajar a la isla siempre que quieran

Estados Unidos ha dado este jueves un nuevo paso unilateral hacia la normalización de relaciones con Cuba. Los ciudadanos estadounidenses con "familiares cercanos" podrán visitar la isla tantas veces quieran y sin restricciones en cuanto a los días de estancia en el país caribeño. Así lo ha confirmado el Departamento del Tesoro estadounidense al anunciar las normas que levantan las restricciones que pesaban sobre los viajes y las telecomunicaciones con Cuba.

Las nuevas normas, que entrarán en vigor de manera inmediata, vienen a desarrollar el plan anunciado por el presidente Barack Obama el pasado mes de abril para relajar el embargo que aplica EE UU desde hace más de cuarenta años al comercio con la isla.

El Tesoro ha matizado que los estadounidenses que visiten la isla sólo podrán gastar 179 dólares (alrededor de 150 euros) cada día de visita a sus familiares en Cuba, incluidos tíos, tías y primos, estos últimos tanto en primero como en segundo grado. También levanta las restricciones sobre los envíos de dinero desde Estados Unidos a familiares en Cuba, permitiendo que los bancos estadounidenses lleguen a acuerdos crediticios con instituciones cubanas.


Tomado de ElPaís.es

4 comments:

Armienne said...

Pienso que la medida puede ser válida.
Aunque no apoyo la idea de viajar a Cuba, entiendo que los cubanos hemos salido de Cuba por varios motivos que no tienen que ser todos políticos y que hay cubanos que tienen allá a sus familiares más queridos.
Yo no voy.

Evidencias said...

Armienne, estas medidas que entranron en vigor hoy, dejan la pelota otra vez del lado de Cuba.

¿Qué pasa con los permisos que aun necesitan los cubanos para entrar y salir?

Pero tenemos que difundir la noticia. Twitter, Facebook... a movilizarse.

Armienne said...

Ese es para mi el punto principal, Verónica. Que los cubanos tengan que pedir permiso para regresar a su país y pagarlo bien caro.

Evidencias said...

A aprovechar y dejarlo bien clarito. Ya que los medios ni se acuerdan de eso o no quieren tocar el tema.