Friday, October 9, 2009

Abogado cubano, salvavidas de balseros en México

No se pierdan este artículo sobre Eduardo Matías López Ferrer, un abogado cubano residente en Ciudad México, quien desde hace 20 años ayuda, voluntariamente a los cubanos que llegan o pasan por México.

López ha dicho al Miami Herald:

"Lo hago porque soy cubano y me duele ver cómo muchos cubanos tienen miedo en México a las autoridades migratorias, lo hago porque hay una necesidad imperiosa, y lo hago por un satisfacción personal, porque me siento muy retribuido''.

Según este artículo, este abogado cubano ha creado en el segundo piso de su casa La casa del Balsero, que ha sido refugio de cientos de cubanos en los últimos años y en ocasiones ha llegado a albergar ochenta y seis refugiados. También se refiere a la situación de los cubanos que llegan México después de que el gobierno de este país firmara un acuerdo con Cuba para repatriar a los cubanos indocumentados. Como ya sabemos ahora son detenidos. De que modo esto ha cambiado la situación de miles de sus coterráneos, “que se han puesto en manos de "polleros'' (contrabandistas) mexicanos y cubanoamericanos del sur de la Florida que los llevan a México y los utilizan como rehenes para exigir el pago.” López denuncia la complicidad de estos contrabandistar con las autoridades mexicanas y pone como ejemplo el caso de los 14 cubanos secuestrados recientemente en Cancún, cuyos mensajes de auxilio pedían que avisaran al ejército sobre su situación, y no a la policía.

También relata, como cubanos a los que ha ayudado le han contado que grandes yates fondean las aguas de la isla tranquilamente, a la vista de las autoridades y salen hacia México cargados de futuros indocumentados.

3 comments:

Armienne said...

Verónica.
Lo leí hace unos días y es muy buena su acción.

Lori said...

Vero, esto nos da fe en que siempre hay personas con sentido del honor y del deber donde quiera que estén. Otro abogado en el lugar de este compatriota se dedicaría solamente a a hacer dinero. Yo tengo fe en los cubanos, a pesar de muchos desubicados que salen ultimamente y que han salido en todos los tiempos, a decir verdad, pero es que los cubanos somos lo "máximo".

Evidencias said...

Lori, creo que el día en que uno pierde la fe en los seres humanos está perdido. Aunque de que los hay, los hay.
Ahora recuerdo a unos cuantos amigos de otras nacionalidades que comentan siempre con admiración como se ayudan unos a los otros los cubanos.
El futuro está por ver. Ojalá nos libre de la violencia.