Sunday, January 31, 2010

Manuel Sosa: Nación y Emigración unánimes

(...) en esa reunión no se habló del derecho de los cubanos a invertir en su propio país, sean o no emigrados; ni de la posibilidad de inclusión de organizaciones no gubernamentales o exiliados con posiciones abiertamente discrepantes en las conversaciones; ni de la eliminación de los permisos de salida a quienes residen en la isla; ni de la exigencia de un pasaporte cubano a quienes adquieren otra ciudadanía y deciden visitar a su familia; ni de la posibilidad de que las dobles ciudadanías sean reconocidas; ni de la eliminación del pago de una cuota mensual a los nacionales que visitan otro país; ni de la extensión del plazo de once meses a esos mismos para que regresen a la isla so pena de ser considerados emigrantes; ni de la rebaja del precio de actualización del pasaporte a quienes no adquieren otra ciudadanía; ni del robo de la vivienda y propiedades, por parte del gobierno, a quienes emigran; ni de la eliminación de la lista negra que incluye personas a las que no se les permite visitar la isla; ni de la humillación que sufren aquellos que se enteran en el aeropuerto de su estatus de "persona non grata"; ni de la posibilidad de votar desde el extranjero; ni del ensañamiento en la aduana con todo pasajero de origen cubano; ni de la posibilidad de establecer verdaderos intercambios culturales, sin que determinados artistas sean vetados por su credo político; ni del castigo que sufren los familiares de personas que desertan, sobre todo mujeres y niños; ni de la desesperante situación económica y social que propicia la emigración a cualquier país como única alternativa; ni de la ficticia división entre la cultura insular y la que se genera en la diáspora; ni de los mecanismos que propiciarán aperturas democráticas; ni del chantaje y la presión que ejercen los organismos diplomáticos a muchos exiliados que no desean perder el favor oficial para poder viajar o hacer negocios en la isla; ni de la derogación del abusivo impuesto sobre el dólar; ni del cese del acoso y la vigilancia a miembros de la sociedad civil que abren puertas de información alternativas; ni de la posibilidad de hacer una convocatoria de verdadero diálogo; ni de la renuncia a la unanimidad; ni de la actualización de una membresía cuya vehemencia ha dejado de ser novedosa, y que representa meramente la desesperación de un gobierno con las horas contadas…

Tomado de La Finca de Sosa.

4 comments:

Lazaro Gonzalez said...

Certero y contundente

Simon-Jose said...

Muy bueno.
Tal como dice Lazaro: Certero y contundente.
Pero.....
Seguimos en la linea de esperar que ellos nos den lo que estamos pidiendo.
Y en tanto no haya peligro para su permanencia en el poder, no habra quien los haga ceder a nuestros reclamos, y aun asi, trataran de ceder lo minimo posible, dandonos algo para calmar a algunos y dividirnos aun mas, de modo que ellos puedan conservar su poder por siempre.
Vale aqui mencionar aquellas inolvidables palabras de Antonio Maceo y Grajales:
"La libertad no se mendiga. Se conquista con el filo del machete. Mendigar derechos es propio de cobardes incapaces de ejercitarlos".
Y ademas, quiero recordar tambien las palabras de Maximo Gomez ante la muerte de Maceo:
"Ha muerto Antonio Maceo, en el apogeo de una gloria cuya sola mancion bastará para librar a los hombres del horroroso estigma de los pueblos oprimidos....."
Un abrazo patriotico y cubanisimo.

Simon Jose Marti Bolivar.

aserecubano said...

Estas temáticas no interesan a la dictadura ni a sus lame botas, si se revisa todo esto se jode el negocio.
Adelante pirañas seguir viviendo del dolor de los cubanos.

Evidencias said...

Simon-Jose, estoy de acuerdo, pero es difícil desde fuera pedirle al pueblo cubano que recupere su libertad a punta de machete. De momento, apoyo en lo que puedo a los que se han decidido a reclamarla.

Este post de Sosa tiene todo lo que se necesitaba hablar en esa reunión, de la que, hasta ahora, solo llegan noticias nada alentadoras. Partiendo de que es una falta de respeto que no estén invitados cubanos como Yoani Sánchez, Vladimiro Roca, Antúnez, Payá, entre otros, que representan también a la sociedad cubana y tendrían mucho que aportar. Eso sin hablar de los que estamos fuera, que en gran mayoría no tenemos nada en común con gente como Aruca, Edmundo o Cucú.