Monday, June 29, 2009

Disidencia Vs. Permiso de salida / Cuba Matinal

La policía política utiliza la tarjeta blanca como medio de chantaje. Se han conocido algunos casos donde el cuerpo represor ha querido la colaboración de los opositores para que así le sea entregado este preciado documento. Muchos no han cedido y han rechazado esa burda propuesta.

No es oculto que una parte de la disidencia interna se centra en buscar evidencias para poder emigrar por el Departamento de Refugiados Políticos de los Estados Unidos en Cuba. Sin embargo, para obtener el permiso de salida de las autoridades cubanas, hay que abandonar las actividades opositoras.

El opositor que aspira a irse del país, está entre dos aguas. Por un lado, tiene que tener evidencias para ser aprobado por los funcionarios norteamericanos y que le concedan el visado. Por el otro lado, tiene que no estar en nada para que le den el permiso de salida. Es como dice el refrán: “está entre la espada y la pared.”

En estos momentos hay varios disidentes y periodistas independientes que esperan su permiso de salida, como es el caso de Edgar López Moreno, Jorge Olivera Castillo, la bloguera Yoani Sánchez y muchos otros que día a día reciben el mensaje solapado y nefasto que envía muy sutilmente la Seguridad del Estado cubana: “para salir del país, hay que estar tranquilo.”
Todo el comentario aquí.

2 comments:

Armienne said...

Verónica. Ese permiso es un elemento intimidatorio y coercitivo.
Como dices, no hay permiso si no haces lo que ellos quieren pero no se debe ceder.

Evidencias said...

El otro día hablé con una muchacha que llegó hace una semana y los cuentos que me ha hecho de como los funcionarios de las oficinas de inmigración maltratan a los ciudadanos, son terribles. Y nada, todos se quedan callados con tal de tener el permiso y poderse ir.