Wednesday, April 15, 2009

Más sobre los cambios


Esto es lo que hay según Enrisco:

Porque tampoco hay muchos motivos que celebrar. Cuba en su relación con los Estados Unidos regresa al estatus del 2002 y respecto a sí misma sigue siendo más o menos tan inhabitable como siempre. Lo único que cambia es el horizonte de posibilidades y con ello el margen de errores y de aciertos.
Nadie debe congratularse ni afligirse demasiado. Yo, que soy de los que siempre ve la botella medio llena lo único que veo de bueno en todo esto es el desatascamiento del juego, la posibilidad de intervenir un poco más en él. El poco entusiasmo del Delirante en Jefe –por infantil que parezca- es un indicio de lo mal que le viene que se sacuda un poco el tablero a quien se apuesta por los aburrimientos de un juego perfecto.

Otros escépticos respecto a los cambios:

Alexis Romay:
Lo cierto es que soy escéptico en cuanto a la utilidad de estos viajes en aras de la democracia. Sin embargo, dadas las circunstancias, no puedo no desear que ojalá contribuyan a la caída del régimen.
Hilda Molina:
En mi opinión no habrá cambios para respetar las libertades conculcadas. A lo mejor haya sólo algunas libertades económicas.
Aguaya:
¿Cómo le darán a la bola del otro lado? Porque también me gustaría sobremanera alegrarme por los presos políticos que hay en Cuba si no lo fueran más. Me alegraría inmensamente porque todos los derechos humanos, civiles y ciudadanos de mis coterráneos se respetaran en toda su dimensión. Me complacería sin límites que los cubanos de la isla no tuvieran restricciones para viajar al extranjero más que las que puedan ponerles los países a los que deseen viajar, mas no el propio. Fuera infinitamente feliz si a los que viven afuera (casi un quinto de la población de la mayor de las Antillas) no les pusieran restricciones para regresar a la tierra que los vió nacer.
Como ya había comentado, mi opinión no es muy diferente.

1 comment:

Cero Circunloquios said...

No podría estar más de acuerdo con lo que se plantea. Soy bastante desconfiada cuando se trata del mal gobierno de Cuba.. Conservo muy fresco en memoria la apertura cuando los vuelos de la comunidad, ¿se acuerdan?, ¿qué pasó?, la embajada del Perú, seguido por un éxodo masivo, El Mariel. Quiero mirar todo esto con positivismo, pero las "evidencias" me frenan... Nada, lo que deseo para mis cubanos es lo que yo tengo y no creo que estas "aperturas" lleven a las aperturas que de verdad el pueblo necesita, sólo el tiempo dirá, pero cuanto más tiempo.........
Niurki