Saturday, July 4, 2009

Ciudadano non grato

A continuación reproduzco un artículo, cuyo título he usado para este post y que fue publicado en Cubanet el pasado mes de abril. Me lo ha enviado Adrián Leiva.

Aclaro que cuando habla del visado, debe referirse a la habilitación del pasaporte, pues las visas fueron suspendidas en 2004. El gobierno cubano, en uno de sus despliegues de marketing decidió eliminarlas. Entonces inventaron la habilitación del pasaporte -que no es lo mismo, pero es igual, pues implica pedir permiso para entrar a tu país.

Miguel Saludes
MIAMI, Florida

Faltaban pocos minutos para que el vuelo charter con destino a La Habana despegara hacia su destino. Los pasajeros esperaban ansiosamente el momento de abordar la aeronave. Uno de ellos nunca llegaría a montar el avión. Casi a punto de producirse el embarque, le fue comunicada la denegación de entrada a Cuba. Desde la isla había sido declarado persona no grata. El hecho se produjo el pasado domingo de Pascua en el aeropuerto de Miami.

El término non grato, no ser bienvenido, es utilizado comúnmente en asuntos de cancillería. Se refiere a la decisión tomada por un Estado de acuerdo a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, en su artículo 9, basado en el cual un gobierno declara inaceptable la presencia de determinado representante del cuerpo extranjero acreditado en el país. No se requiere esclarecimiento previo. Quien recibe el ultimátum deberá marcharse. De no hacerlo, su presencia como integrante de la misión diplomática será desconocida.

El mecanismo se emplea contra aquellos que desde su condición plenipotenciaria emiten juicios considerados inoportunos o demasiado críticos por el país donde se encuentran destacados. También por cometer acciones inamistosas, que van desde el espionaje hasta un simple gesto de apoyo hacia determinadas agrupaciones locales, opuestas al gobierno de turno.

En Cuba la medida ha sido aplicada de manera infrecuente contra miembros de embajadas establecidas en la Isla. El caso más notorio ocurrido en el país antillano data de la expulsión del embajador español Juan Pablo de Lojendio e Irure.

En un uso no diplomático, llamar a alguien persona non grata significa que el individuo ha sido rechazado por uno de sus semejantes o por un grupo. Esto ocurre cotidianamente en las relaciones sociales y es la modalidad que el gobierno cubano emplea contra visitantes foráneos incómodos. Son los casos de turistas, religiosos o activistas de organizaciones no gubernamentales, solidarizados con la sociedad civil. Elena Varelevna Verselova, residente rusa en el municipio especial Isla de la Juventud, fue amenazada varias veces con la aplicación del tecnicismo, debido a su labor opositora contra el sistema castrista. Terminó siendo deportada en julio del 2007.

Lo inusitado de incidentes como el ocurrido en Miami, es que las autoridades de emigración cubanas utilizan la medida contra ciudadanos nacidos en Cuba, residentes en otro lugar. Por un lado exigen el pasaporte cubano a los que visitan su patria de origen, desconociendo la doble nacionalidad. Por otra parte imponen un visado que además de oneroso, resulta vejatorio. Al final el documento que acredita la ciudadanía y el visado autorizando la entrada a la tierra natal quedan supeditados a una razón de complacencia. Una declaración de bienvenida validada por la prepotencia del sistema político.

¿El nombre del ciudadano al que le fue aplicado el término? No es lo más importante. No es el único al que ese día le negaron entrar a su país. Mientras la administración del presidente Barack Obama levanta restricciones que impiden el contacto entre cubanos, es el gobierno de La Habana mantiene las barreras divisorias entre estos. Una política injusta que debe cesar.

¿Se trató de una decisión arbitraria fruto de los desvelos extremistas de cierto funcionario o de un fallo sustentado en normas establecidas desde un nivel superior? Para los efectos da igual. El sábado fue hecho para el hombre, no el hombre para el sábado. La reflexión evangélica tiene eco en este caso, cuya incidencia coincidió con la celebración del Domingo de Resurrección. Es el hombre el que debe ser servido por las leyes y no al revés. Esperemos que un día cercano dejen de existir medidas como la aplicada contra los cubanos que no son bienvenidos en su patria, y que nadie vuelva a ser bajado de un avión bajo el extraño concepto de ser persona no grata en su propia Casa.

2 comments:

Armienne said...

Vergüenza ver como los propios cubanos que no han cometido delito alguno son excluidos de su propio país posiblemente por expresar sus ideas en el exilio.
Esa acción es un método de dominación y control que ejerce el régimen para reprimir aún a los cubanos que están fuera de Cuba quienes callan y "no se señalan" para poder viajar.

Fernando Delgado said...

Yo nunca salgo del asombro; es que me cuesta comprender que semejantes violaciones se mantengan impunes durante tanto tiempo. Es hora de hacer algo cubanos, es hora de organizarnos y llevar esto hasta la oficina de Obama y de Raúl para poner sobre la mesa la el hecho de que Cuba continua bloqueando la entrada de sus propios ciudadanos mientras EEUU se abre a nuevas medidas migratorias.

Es un insulto denigrante ver como se promueve el turismo y los viajes en nuestras propias narices, cuando a nosotros, a miles de cubanos se nos niega el derecho de entrada a Cuba arbitrariamente.

Pedófilos, depravados sexuales, terroristas, mafiosos y más calamidades humanas viajan a Cuba libremente bajo la distinguida condición de "Turistas" y son respetados y tratados con tantisima cortesía, Por qué tienen más derechos que nosotros?