Saturday, May 2, 2009

Los cacerolazos en La Habana: 1 de mayo de 2009

Cladia Cadelo de Nevi: Todas mis dudas (o mis miedos para ser sincera) sobre el toque de la cazuela se disiparon cuando vi las imágenes del primero de mayo unos segundos en el televisor, no pude aguantar más.

Yoani Sánchez: A pesar de las pocas notas escuchadas, creo que algo cambió en la rutina del día de los trabajadores. Fue apenas un ligero toque de latas y cucharas, que vino después del primer aguacero de mayo.

3 comments:

Raudelis said...

Gracias Veronica. Con que suene una sola cazuela, ya es suficiente entre tanto silencio

Gracias

Evidencias said...

Seguro!

angel collado ruiz said...

En 1980, tristemente, en un momento alguien participaba de un mitín repudio y al otro día se iba para Miami, el insolito caso del miedo colectivo,solo presumo de algo sencillo, y mis vecinos lo saben , o lo deben recordar, en mis aceleres claustrofobicos, me cagaba en la madre de Fidel y de Raúl, desde mi cuarto en un primer piso a los cuatro vientos y recuerdo a mi madre sentada tranquilamente esperando a cualquier hp del comite aparecer en la casa,creo que tuve mucha suerte.